miércoles, abril 17, 2013

Conoce Sintra, la ciudad de los palacios mágicos

Apenas 30 km al sur de Lisboa se encuentra Sintra, una de las ciudades con más encanto de Portugal. Hoy os hablamos de la magia que emana de sus calles empedradas y que hace de Sintra una visita obligada en el corazón de Portugal.

Sintra Portugal

Lo primero que llama la atención en Sintra es su entorno natural. Perteneciente al Parque Natural de Sintra-Cascais, la sierra de Sintra, conocida por los antiguos como "Monte da lua" (Monte de la luna) presenta una vegetación exuberante. Frondosos bosques de robles y cedros se extienden por las laderas de la sierra, ocultando las mansiones que conforman la ciudad.

Gracias a esta privilegiada situación, en los alrededores de Sintra podemos disfrutar de fantásticos miradores como el cabo da Roca, el punto más occidental de la Europa continental, o la ermita de la Peninha, que se alza en uno de los puntos más altos de la sierra.

El entorno natural es solo parte del encanto de Sintra. A su riqueza natural se suma su amplio patrimonio arquitectónico. El desarrollo de Sintra se remonta a la época musulmana, de la que quedan vestigios como el castelo dos Mouros. Durante los siglos posteriores, la ciudad floreció gracias al favor de la corte portuguesa, que fijó su residencia veraniega en esta ciudad.



Pero sin duda, la época dorada de Sintra tuvo lugar en el s. XIX, al convertirse en destino favorito de escritores, aristócratas y comerciantes adinerados, nacionales y extranjeros. Mary Shelley o Lord Byron son algunos de los insignes visitantes que se quedaron prendados de la belleza de Sintra y le dieron ese aire distinguido y exclusivo que aún perdura.

Todos estos viajeros ilustres trajeron consigo las nuevas tendencias culturales dominantes en Europa, que sirvieron como referencia para remodelar los palacios ya existentes o para construir otros nuevos. Estas nuevas edificaciones, junto con el diseño de frondosos jardines y parques, convirtieron a Sintra en uno de los centros del romanticismo más importantes de Europa.

A continuación os presentamos algunos de los edificios más emblemáticos de Sintra:

Palácio Real Sintra
La silueta del palacio real, con sus dos chimeneas cónicas, se ha convertido en la más representativa de Sintra. Localizado en el centro de la ciudad, el palacio se construyó en varias fases durante los siglos XV y XVI y dentro alberga el mayor conjunto de azulejos mudéjares de todo el país.


Su origen se remonta al siglo IX, durante la ocupación musulmana de la zona. Tras pasar por varias manos, la fortaleza cayó en desuso y con el paso del tiempo su estado fue empeorando. A pesar de estar en ruinas hoy en día, merece la pena subir al castillo para disfrutar de las impresionantes vistas desde lo alto de la sierra.

Castelo dos mouros Sintra

Palácio da Pena SintraEste palacio, situado a 4 km del casco histórico, se edificó a mediados del s. XIX sobre una colina dentro del Parque da Pena. Para su construcción se mezclaron diversos estilos teniendo en mente los castillos centroeuropeos. El resultado: un castillo que parece salido de un cuento de hadas, y que es considerado uno de los mejores ejemplos de la arquitectura romántica en Portugal.


La Quinta da Regaleira se encuentra en el casco histórico de Sintra y fue mandada construir a principios del s. XX por el adinerado António Augusto Carvalho Monteiro. Como otros edificios de la ciudad, el Palacio do Monteiro dos Milhoes, como también se conoce, presenta una mezcla de estilos mágica. Su propietario, hombre de vasta cultura, concibió el proyecto basándose en antiguas tradiciones de manera que en todo el palacio se aprecian referencias a la mitología clásica, a la masonería, los templarios, etc.

Palácio da Regaleira Sintra

En la Oficina de Turismo proponen distintos recorridos para conocer a fondo Sintra y sus emblemáticos palacios como el palacio de Monserrate, el de Queluz o el de Seteais.


No olvidéis que la ciudad está asentada en una zona con desnivel, por lo que es aconsejable ir bien preparados para recorrerla a pie. Si no, también se puede llegar a muchos de los lugares de interés en bus o podéis alquilar un coche para moveros con mayor libertad.

Independientemente de vuestra opción para recorrer Sintra, lo que es seguro es que no os dejará indiferentes. No en vano, es por esa combinación de riqueza natural y arquitectónica, su "Paisaje cultural", por lo que Sintra forma parte de la lista de Patrimonio de la Humanidad desde el año 1995.