miércoles, julio 20, 2016

Escapada a Aveiro, la Venecia portuguesa

En estas líneas podréis encontrar las cosas que hacer en Aveiro, las cosas que ver de Aveiro, una pequeña ciudad que ofrece posibilidades de disfrute al viajero.

Hacer un viaje a Portugal siempre es un acierto, y no me entendáis mal, no lo digo por las toallas y las sábanas, que hay que decir son de magnífica calidad, sino sobre todo por sus gentes, esa cercanía que transmiten, sus paisajes, su comida.

Una góndola navegando por la ría
Desde hace muy pocos años en Portugal hay que pagar por circular por autovías y no es precisamente barato, lo más económico si vais a estar un fin de semana es comprar una tarjeta que venden en correos que te vale para 3 días naturales, o simplemente pasar la tarjeta de crédito por el primer peaje y ya te cargan directamente por todos los que paséis.

CANALES EN AVEIRO

Aveiro es una pequeña ciudad  considerada la Venecia portuguesa por sus canales. He de comentar que por el hecho de tener canales considerarla de esa manera es mucho decir. Pero bueno, los sobrenombres siempre ponen una pizca de épica a las ciudades.

La ciudad destaca por sus edificios modernistas (el arte novo portugués), son visibles sus magníficas fachadas a lo largo de la ría donde podréis observar las góndolas portuguesas, los llamados moliceiros. Observarlas y disfrutarlas de un viaje por la ría.

Destacable también es la estación de ferrocarril con sus azulejos azules que muestran estampas tradicionales, una forma diferente de retratar la historia de forma colorida.

 EL Museo de Aveiro alojado en el antiguo convento de Jesús también merece una visita para admirar su contenido y su continente, sobre todo algunas de sus capillas decoradas con tallas de madera y azulejos.

Una Capilla del Museo de Aveiro


COMER EN AVEIRO

Hay gran cantidad de restaurantes donde poder degustar las diversas formas de cocinar su bacalao, otros pescados frescos, y sus arroces, las cazuelas de dos dan para cuatro, así que no os paséis pidiendo. Acompañado de un vinho verde resulta un maridaje perfecto. Muy buena relación calidad precio en la mayoría de los restaurantes. 

La cazuela de arroz de marisco en la recta final

Sus plazuelas y rincones son ideales para poder disfrutar de un café y de los ovos moles   (huevos blandos), su dulce típico. Una masa dorada de azúcar y huevos con un sabor único.

COSTA NOVA

A unos diez kilómetros, nos encontramos con lo que casi todo el mundo quiere ver en Aveiro, Los Palheiros (las casitas de colores) de Costa Nova. Con sus rayas amarillas, azules, verdes, rojas, verticales, horizontales que dan un colorido que anima al paseo. Parece un decorado de cuento.

Que bonitas son las casitas de colores


Junto a los Palheiros, tenemos las aguas del Atlántico creadas para valientes, algunos con mojar los pies ya tenemos suficiente. Son playas de arena fina donde sopla habitualmente bastante viento, así que lo recomendable es alquilar un paraviento y ponerse a disfrutar del sol y la playa.

En Aveiro podréis disfrutar de playa, cultura modernista y gastronómica. Merece la pena una escapada. Ya estáis tardando.