miércoles, agosto 24, 2016

León una ciudad que siempre sorprende al viajero


Os muestro en estas líneas unos lugares que no debéis perderos si tenéis la suerte de visitar León, además de su reconocida y admirada Catedral, habrá más momentos para el disfrute.

León, ciudad que no se merece una visita, si no varias. Repetiréis. Siempre le quedan a uno ganas de volver. Es una ciudad para disfrutar; de su arte, de su tapeo, de sus calles, de su ambiente.

Catedral de León nocturna
REINO DEL TAPEO

Tapear por León es religión, una de las mejores ciudades  para disfrutar del tapeo. España ha propuesto que las tapas sean Patrimonio de la Humanidad, pues estamos en un lugar adecuado para convertirse en el Reino del  tapeo. 

Los lugares emblemáticos de tapas son el Barrio Húmedo, de toda la vida y el Barrio Romántico, rodeados de calles y plazuelas rebosantes de vida que invitan al paseante a hacer continuas paradas para degustar estos pequeños placeres. Las patatas fritas con ajo y pimentón del  Flechazo, la morcilla de La Bicha, las croquetas del Rebote, son una pequeña muestra del todo pincheril que nos aguarda en esta ciudad.

Morcilla de León esperando su primer mordisco

LA CATEDRAL

La catedral de León con sus maravillosas vidrieras, una joya del gótico clásico. Admirable tanto por dentro como por fuera. Las nuevas catedrales del siglo xxi son los grandes centros comerciales, así que está muy bien una vuelta al pasado y adentrarse en una catedral del siglo xiii, que te hace sentir un viajero del tiempo. Son experiencias que uno no debería dejar pasar.

En frente de la Catedral se encuentra el Museo Sierra Pambley, una visita guiada por una casa del siglo xix en perfecto estado de conservación y con una historia de folletín de la época. Muy recomendable. Puede pasar desapercibido, pero con este aviso, ya no. Del siglo xiii al xix solo andando unos pasos. Es algo maravilloso y sin atravesar puertas del tiempo. (Para los seguidores de los Ministerios del Tiempo).

Catedral de León diurna

EL CONVENTO DE SAN MARCOS

El convento de San Marcos, desde hace años Parador, una joya del Renacimiento español, con una fachada majestuosa y un claustro imponente. En el interior se pueden admirar pinturas flamencas, tapices, tallas de madera. Merece una visita.

Fachada inmensa del Convento de San Marcos

MUSAC

El museo de arte contemporáneo de Castilla y León el Musac con continuas exposiciones de arte de vanguardia, muchas veces difícilmente entendible para los no expertos en arte, pero en lugares así siempre habrá algo que os sorprenda. Su exterior colorido y alegre ya invita a sumergirse en su interior.

Entrada del Musac

RECOMENDACIÓN

Si tuviera que aconsejaros un alojamiento, Hotel Real Colegiata San Isidoro, y si tenéis la oportunidad de pernoctar un domingo, los precios son mucho más económicos. Disfrutaréis de una experiencia única en habitaciones monacales, adaptadas a los nuevos tiempos. Hacen visitas guiadas por la Colegiata y te hacen un pequeño descuento al entrar al museo de la Colegiata, donde podréis ver  entre otras muchas obras; un Panteón de Reyes y un Cáliz con una historia asombrosa. Apuntadlo en vuestra ruta y  disfrutad.

Hotel Real Colegiata San Isidoro en silencio

Una ciudad para gozar de su cultura y de su tapeo, dos artes que por estos lares van de la mano, para satisfacción de nuestros sentidos.