miércoles, agosto 10, 2016

Una visita al Algarve más oriental: Vila Real de Santo António (II)

Continuamos nuestro recorrido por el Algarve Portugués. En estas líneas os comentaré detalles de la espléndida playa de Vila Real de Santo Antonio y de alguna de sus tiendas por si queréis llevaros un recuerdo.

Me encanta la playa de Vila Real. Por lo poco masificada que está, por ser extensa, por no  tener problemas ni de sombrilla ni de primera línea. Siempre estás en primera línea de playa. 

Playa de Vila Real con sombrillas al fondo.
Aviso a navegantes, en este caso a conductores o paseantes. Hay que desplazarse, la playa está como a 3 kilómetros del pueblo. Primero un caminito de 150 metros con sus badenes reductores de velocidad  y después otro pedregoso donde a su final dispones de un aparcamiento, también puedes aparcar  a los lados del camino. El coche cogerá polvo, pero se podrá lavar, así que eso no es excusa. Otra opción es ir en bicicleta por otro camino rodeado de pinos, y por el que circula un tren, de éstos tipo turístico, pero sin guía, por aquí no se puede ir en coche. La playa dispone de tres entradas, separadas como unos 200 metros una de otra. La última es la que más cerca está de la playa.

Es una playa salvaje sin ningún edificio alrededor que la perturbe. Por las mañanas el viento suele estar más tranquilo, por las tardes se vuelve más revoltoso y es frecuente ver buenas olas, así que no es extraño ver a alguien practicando wind surf. Admite animales y hay un sitio donde  venden cervezas y refrescos, llamarlo chiringuito es mucho decir, pero para un apuro de sed, sirve. Por la playa se mueven vendedores de bolinhas, parecido al típico pepito español, de crema o chocolate, pruébalos, están muy ricos.

Si buscas una playa tranquila, éste es tu lugar.

Si te gusta otro tipo de playa, con chiringuitos y más gente, a 3 kilómetros tienes la playa de Monte Gordo y un poquito más lejos como a 15, la de Manta Rota. Son otro concepto, pero ya se sabe para gustos, colores.


El Puerto y las tiendas

Vila Real tiene un pequeño puerto situado a orillas de un Guadiana, que ya toca el Océano, con un paseo "marítimo" paralelo a la desembocadura, con vistas a lo lejos de Ayamonte.

Barcos en el Puerto de Vila Real

Casa Jardim, es una tienda situada en frente del puerto, cuyo producto estrella son las toallas, además de sábanas, albornoces. Las toallas son de una calidad magnífica. Si estáis por allí no dejéis de pasar.

Toallas de colores en Casa Jardim

Te quiero, otra tienda muy cerquita de la anterior, vende productos de corcho, un material muy popular en tierras lusas. Carteras, monederos, llaveros, bolsos. Son un magnífico regalo para llevarse.

Callejeando por el centro verás más tiendas, y si os apetece hacer un descanso la terraza del café Latte es una gran opción, también en el centro. Los mojitos están muy ricos. 

Mojitos preparados y listos para el abordaje

Si decidís pasar unos días en Vila Real, tendréis una combinación perfecta de buena playa y buena comida.