sábado, febrero 24, 2018

Visitando Roma por primera vez

Para celebrar el amor, la amistad o la vida en general, te traemos una gran idea: ¡visitar Roma!

La ciudad eterna te ofrece mil posibilidades en forma de monumentos, tiendas, gastronomía,... en pareja, con amigos o en familia, Roma te acoge con las puertas abiertas. ¿Quieres descubrirla?


Roma es una de esas ciudades llenas de historia y de iconos para cualquier viajero. Se necesitan mínimo 3 días para ver los lugares más atractivos, y unas buenas zapatillas para caminar por sus calles empedradas.

Puedes volar a sus aeropuertos de Fuimicino o Ciampino, a 40 minutos de la estación de Termini, cerca del centro de la ciudad. Lo mejor es alojarse en un hotel o apartamento céntrico donde descansar tras una intensa jornada. En el mapa puedes ver que es fácil moverse utilizando las principales avenidas.

coliseo_romano
El Coliseo

Si vas a ver la ciudad del Vaticano y sus museos como el Coliseo, lo mejor es dedicar una mañana entera a cada uno y, para evitarte colas, puedes comprar las entradas del Coliseo (conjunta con Foro romano y Palatino) y los Museos Vaticanos por Internet pagando un pequeño suplemento.

Un día puedes ver los Museos Vaticanos, con grandes obras del Quattrocento y Cinquecento, además de la Capilla Sixtina, las estancias de Rafael con el imponente fresco "La escuela de Atenas", y esculturas como el "Laoconte y sus hijos". La basílica de San Pedro contiene "La piedad", de Miguel Ángel. Y no olvides la inmensa e icónica plaza de San Pedro.
Después siguiendo el río, puedes comer en el barrio de Trastevere, famoso por sus buenos restaurantes, como Dar Poeta (con reserva). Tras dar una vuelta por el barrio, vuelve al río y ve la Isla Tiberina y sigue los puentes hasta llegar al Castel Sant'Angelo iluminado al atardecer.

isla_tiberina_roma
Isla Tiberina

El día del Coliseo puedes imaginar las luchas de gladiadores con las fieras, la distribución del graderío,... Además, en el Foro romano pasearás entre ruinas, y puedes subir al monte Palatino y sus jardines, desde donde tendrás unas vistas espectaculares de toda la ciudad.
A continuación, recorre la vía de los Foros Imperiales, donde encontrarás el foro y la columna del emperador Trajano, y la basílica Ulpia y, en la plaza Venezia, el monumento a Vitorio Emmanuelle II. A su lado, la basílica de Santa María in Aracoeli y el Campidoglio. Allí se encuentra, un poco escondida, la Loba capitolina, con Rómulo y Remo.

neptuno_piazza_navona
Fuente de Neptuno en la Piazza Navona

El tercer día no te pierdas en pleno centro el Campo di Fiori, donde por la mañana tienes un mercado de especias, flores, embutidos y quesos y, de noche, restaurantes con aire romántico y pintoresco. Muy cerca, la Piazza Navona, con esculturas de Bernini y della Porta y, a pocas calles, el Panteón de Agripa, cuya construcción es única. Después, la Fontana di Trevi, que es de visita obligada, la Piazza del Poppolo y La Piazza de Spagna, cuyas vistas desde lo alto de las escaleras al atardecer son envidiables y desde ella además tendrás acceso a la calle de tiendas más exclusivas de la ciudad.


fontana_trevi_roma
Fontana di Trevi

Disfruta de los puestos de pizza para llevar, los dulces, los helados y los bocadillos,... todo muy recomendable.

Roma es infinita, y sus alrededores también... ¡esto solo es el principio! Antes de ir, refresca tus conocimientos sobre historia, arte,... Para ello, hay varias aplicaciones gratuitas como audioguía. Documentales, películas,... todo para picarte el gusanillo  y que disfrutes tu viaje aún más.

Arrivederci, Roma! ;)

No hay comentarios :